¿Qué son las Entidades de Inversión Colectiva Cerrada?

Son aquellas entidades que, careciendo de un objetivo comercial o industrial, obtienen capital de una serie de inversores mediante una actividad de comercialización para invertirlo en todo tipo de activos financieros o no financieros, con arreglo a una política de inversión definida.

Se tratará de una inversión colectiva de tipo de cerrado siempre que las desinversiones se produzcan de forma simultánea por parte de todos los inversores o partícipes y , que todos ellos perciban lo que les corresponda en función de los derechos que les corresponde en base a los estatutos o reglamentos de la entidad.

Este tipo de entidades, ¿qué tipos pueden existir?

Las entidades de inversión colectiva de tipo cerrado, podrán adoptar el régimen jurídico de sociedades (SICC) o de fondos de inversión (FICC)

A todos los efectos, les será de aplicación el régimen de las Entidades de Capital Riesgo a excepción de:

  1. a) No están sujetas a los requisitos de capital mínimos, no obstante, las SICC autogestionadas deberán tener un capital social mínimo íntegramente desembolsado no inferior a 300.000 euros.
  2. b) No puede llevar a cabo actividades complementarias de las ECR (ya profundizaremos en otro post sobre esta idea)

Y, c) Las aportaciones para la constitución inicial y posterior de las FICC deberán realizarse necesariamente en efectivo.

¿Dónde está regulado este tipo de entidades?

Este tipo de entidades queda regulado en la Ley 22/2014 respecto a las Entidades de Capital Riesgo, en particular encontrarás dicha figura en los artículo 4 y 38.

Artículo 4 Entidades de inversión colectiva de tipo cerrado

  1. Se entenderá por entidades de inversión colectiva de tipo cerrado (EICC) aquellas entidades de inversión colectiva que, careciendo de un objetivo comercial o industrial, obtienen capital de una serie de inversores, mediante una actividad de comercialización, para invertirlo en todo tipo de activos financieros o no financieros, con arreglo a una política de inversión definida.
  2. Las EICC estarán gestionadas por sociedades gestoras autorizadas conforme a lo dispuesto en esta Ley.
  3. Las EICC pueden adoptar la forma jurídica de sociedades, que se denominarán sociedades de inversión colectiva de tipo cerrado (SICC), o de fondos, que se denominarán fondos de inversión colectiva de tipo cerrado (FICC).
  4. A los efectos de lo previsto en esta Ley no se entenderán incluidas en el concepto de EICC las entidades de capital-riesgo a las que se refiere el artículo anterior ni ninguna de las entidades autorizadas de conformidad con la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de Instituciones de Inversión Colectiva.

Artículo 38 Régimen jurídico de las SICC y los FICC

  1. El régimen aplicable a las SICC y a los FICC será el establecido para las SCR y FCR, respectivamente, con las especialidades recogidas en los apartados siguientes.
  2. No serán de aplicación a las SICC y a los FICC, respectivamente, los requisitos de capital mínimo establecidos en los artículos 26.3 y 31.1.
  3. No serán de aplicación a las SICC y a los FICC lo dispuesto en el último inciso de los artículos 26.1 y 30.1 respectivamente, con relación al objeto y actividades complementarias.
  4. Las aportaciones para la constitución inicial y las posteriores del patrimonio de los FICC se realizarán exclusivamente en efectivo.
  5. En todo caso, las EICC solo podrán invertir en titulizaciones cuyo originador retenga al menos el 5 por ciento y estarán sometidas a los límites a las posiciones de titulización previstos en el Reglamento Delegado (UE) n.o 231/2013 de la Comisión, de 19 de diciembre de 2012.

 

 

 

 

 

Anuncios