Typewriter What is Your Story

 

Es cada vez más común encontrar en la relación con los administrador/es de una compañía que se estipule este tipo de cláusulas que permitan dar mayor seguridad al administrador para que se implique en la compañía más, pero que implique seguridad en el caso que la Junta General decida cesarlo en el cargo.

Pero, ¿Se admite este tipo de cláusulas llamadas “cláusulas de blindaje”?

Sí, pero con matices. El Tribunal Supremo en sentencias como la de 25 de junio de 2013 señala que “la normativa societaria tampoco impide las llamadas cláusulas de blindaje o paraguas dorados por las que se estipulen indemnizaciones por cese a favor de quien por tiempo indefinido desarrolla su actividad profesional por cuenta de otro, a fin de facilitar su contratación y garantizar su estabilidad, aunque tales cláusulas dificultan el ejercicio de la facultad de revocar “ad nutum” a los adminstradores”. Cita además las sentencias de 31 de octubre de 2007 y de 19 de diciembre de 2011 del mismo Tribunal Supremo.

Ahora bien, el citado tribunal señala que del análisis del art. 200 del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital en relación con la regulación de la memoria “permite concluir, con una interpretación sistemática, que tales indemnizaciones se someten al régimen de las retribuciones. Como afirma la sentencia 441/2007 de 24 de abril, el artículo 130 del texto refundido de la Ley de Sociedades Anónimas (actuales arts.217 y siguientes de la LSC) no se refiere sólo a la contraprestación periódica prevista para el tiempo de ejecución, sino a cualquier tipo de retribución y, a tal fin, se deja a los redactores de los estatutos una amplia libertad en la elección del sistema (cantidad fija a pagar al principio o al final de la relación, sueldo, dietas de asistencia, participación en ganancias, combinación de estos sistemas…) Y , como sostiene la sentencia 1147/2007, de 31 de octubre, debe atenderse al interés de los accionistas de no verse sorprendidos por cláusulas indemnizatorias pactadas por los consejeros, actuando en nombre de la sociedad, con motivo de su cese.”

 

Anuncios