emprendedor

Hace un par de semanas atrás, tuve la suerte de conocer a Andrea Villalobos (estudiante del último curso de derecho y con actitud muy emprendedora). Después de hablar un rato con ella donde me explica las dificultades que se encontraba para poder emprender, las dudas que se ahogan, etc me di cuenta que hay muchos emprendedores que tienen mucho que decir, deben encontrar ese canal donde poder expresar lo que desde su óptica opinan palpando la realidad. Es por eso que empecé a ofrecer a personas concretas que me enviarán opiniones, que nos gustarán más o menos, pero son sus opiniones: Por eso, esta semana he decidido dar voz a emprendedores y abogados que  igual que Andrea quieren y tienen algo que decir. Como no podría ser de otro modo, yo encantado!

¿Qué te frena a emprender?

Por: Andrea Villalobos

Leí hace poco un artículo en el blog de Carlos Guerrero en el que, después de hablar con muchos jóvenes abogados que comentaban que no hay trabajo y que las condiciones laborales son penosas, nos invitaba a todos a emprender. Nos aconsejaba que no montáramos un despacho de abogados, sino que nos uniéramos a una start-up (tecnológica mejor) formando un equipo multidisciplinar que nos complemente y en el que poder desarrollar habilidades que seguro necesitaremos en el futuro.

Recordé un twitter, que hace unos meses recorrió las redes sociales, de un joven español, que, pese a tener dos carreras, un máster y hablar perfectamente inglés, se dedicaba a limpiar baños en Londres y casi no ganaba ni para pagar el abono del metro. Se quejaba de que allí los buenos puestos los reservan para sus ciudadanos y que nuestro país no le ofrece ninguna oportunidad.

Pensé que la conocida frase de Kennedy “no te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate que puedes hacer tú por tu país”, podíamos trasladarla a nuestra situación: no te preguntes que pueden hacer las empresas por ti, pregúntate que puedes hacer tu para contribuir a tu empresa o para crear nuevas empresas. Creo que toda nuestra formación sería un despilfarro si no somos capaces de crear algo, si simplemente nos desesperamos porque no nos contratan o aceptamos lo que sea sin intentar algo.

Sin embargo, en mi caso concreto, siempre llego al mismo punto: no tengo una idea. Carlos y otros muchos emprendedores siempre dicen que lo importante no es tanto la idea, sino su ejecución y la dedicación al 100% al negocio que quieres montar o en el que participes.

Lo cierto es que se necesita bastante más que alguien con una idea, se necesita un equipo comprometido y con variedad de conocimientos y habilidades. Tal vez sería interesante juntar a aquellos emprendedores con ideas nuevas con aquellas personas que, sin tener ideas, tienen la formación y los conocimientos para ejecutarlas y, sobretodo, muchas ganas de comerse el mundo. Una plataforma o comunidad de personas con ganas de compartir y desarrollar ideas, de crear equipos multidisciplinares y de reunirse en eventos, aunque sean virtuales, para fomentar el emprendimiento y los contactos. Seguro que surgirían ideas y equipos con potencial.

Este spot publicitario animado de una sociedad pública de transporte muestra la importancia de trabajar en equipo a la hora de superar dificultades. Espero que os guste.

Anuncios