foto-junta-I

En muchas ocasiones los emprendedores inician la búsqueda de financiación sin acotar su temporalidad. En muchas ocasiones aparte de ser esto un problema que genera desconfianza, al no encontrar más inversores, el inversor que ha invertido primero se pone “nervioso” al pensar que no haya sido una mala idea la inversión.

Dejando a un lado los problemas de gestión, en ocasiones los abogados nos vemos obligados a crear verdaderos artefactos mercantiles para intentar cumplir con todas las promesas que el emprendedor ha ido regalando a los diferentes inversores, diferentes valoraciones, descuentos, etc por culpa del paso del tiempo que ha hecho que su ansia por conseguir financiación les nuble su objetivo final.

Pero por otro lado, hay que tener cuiado con la temporalidad del primer depósito recibido ya que el propio legislador en el Reglamento del Registro Mercantil, nos va acotar la temporalidad a dos meses desde el primer depósito para poder realizar la ampliación.

Así pues el artículo 172 del Reglamento del Registro Mercantil dicta “Cuando la aportación fuese dineraria, en la escritura de constitución y de aumento del capital, así como en las escrituras en las que consten los sucesivos desembolsos, el Notario dará fe de que se le ha exhibido y entregado la certificación del depósito de las correspondientes cantidades a nombre de la sociedad en una entidad de crédito, certificación que el Notario incorporará a la escritura. A estos efectos, la fecha del depósito no podrá ser anterior en más de dos meses a la de la escritura de constitución o a la del acuerdo de aumento de capital.”

Y, ¿qué podemos hacer cuando se haya superado este límite de temporalidad?

a)      Hacer una ampliación de capital mediante compensación por créditos  (mediante la creación de contratos de préstamos que generen una deuda líquida, vencida y exigible el día de la ampliación)

b)      Entregar el dinero al Notario para que sea este quien habrá el depósito

c)       Hacer ampliaciones sucesivas (la ampliación de capital debe elevarse a público e inscribirse en el Registro Mercantil, de esta manera incurrimos en muchos gastos si debemos formalizar en escritura pública la entrada de cada socio)

De todo lo anterior, insisto en la conclusión de la importancia de la PRERONDA. De esa ronda acotada a una temporalidad clara, que nos sirve de sonda para saber como van a reaccionar nuestros inversores, nuestro ambiente, y sobre todo el sector.

¿Cuál es tu experiencia en la duración de las rondas de financiación?

 

 

Anuncios