premi-duran-i-bas-noves-promocionsEl pasado 31 de diciembre, presenté la candidatura para optar al premio “Duran i Bas ” que como cada año organiza el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona.

Este premio esta destinado a ayudar a la realización de un trabajo sobre un tema de Derecho Privado por licenciados que hayan acabado la carrera durante el año de la convocatoria o cómo máximo tres antes.

Podéis consultar las bases en el siguiente link:  Convocatoría y Bases Premio Duran i Bas

El tema que he escogido como no podía ser de otra manera es ” El Acuerdo Fundacional y su posterior Pacto de Socios en una Startup tecnológica”. 

Ya que como digo siempre, una Startup, significa el inicio de lo que podrá ser en un futuro una empresa exitosa, pero el éxito no es fácil, y lo difícil es tomar las decisiones correctas en cada momento. Equivocarse, volverse a equivocar y aprender de los errores para al final conseguir triunfar.¿A quién contratar? ¿Cómo va entrar un nuevo socio?¿Cómo invertir el dinero de la empresa?¿Cerrar la empresa o arriesgar? ¿Repartimos dividendos o invertimos en la compañía? ¿Cómo echamos a ese socio que no hace lo que se ha comprometido? Estas son algunas de las preguntas que se acostumbran a hacer casi todas las Startup tecnológicas que empiezan, son sus primeros pasos y muchas veces tienen un desconocimiento absoluto de cómo proceder, desconocen los mecanismo jurídicos-legales que pueden obtener para dar respuesta a sus asuntos de una manera clara y segura, asegurando la supervivencia de la compañía evitando así problemas entre socios, etc.

Es por ello que, detectada este necesidad empecé a estudiar esta materia, tenía que encontrar un texto jurídico que me permitiera crear una hoja de ruta para que las decisiones societarias fueran veloces, claras y sobretodo seguras.  Analice el clásico contrato social o societario donde se regulan los principales aspectos societarios reflejados en la ley de sociedades de capital: órgano de administración, toma de decisiones, reparto de dividendos, trasmisión de participaciones, etc. Pero, ¿qué pasaba con todas aquellos aspectos que no podrían o no interesaban ser inscritos en los estatutos ya sea por requerir extrema flexibilidad o aquellas cláusulas importadas del capital riesgo o del modelo americano que el Registrador estatal no entendía o no quería inscribir por desconocimiento?.

Es por eso que me gustaría estudiar más a fondo y hacer un buen análisis en primer lugar sobre los  pactos entre fundadores, denominados “acuerdos fundacionales” formalizados antes del nacimiento del vehículo jurídico, la sociedad. Estos acuerdos son de vital importancia para Startups, pues normalmente es allí donde se fragua la esencia de la compañía, su propiedad intelectual, se soportan los primeros gastos, etc. En segundo lugar, me gustaría estudiar con profundidad y realizar un esquema claro y conciso de todas aquellas cláusulas que debe contener un buen pacto de socios en una Startup.  Partimos de la base que estas sociedades son constituidas con elementos de cambio continuo, enfocadas a la búsqueda de financiación y su posterior venta. Como causa-efecto a lo anterior, observamos que estas compañías se encuentran sometidas en multitud de ocasiones a momentos de crisis cuando se encuentran ante una situación societaria que no tienen regulada: la entrada de un nuevo socios, el bloqueo de la compañía por parte de un socio fundador, la venta de participaciones a un tercero competidor, la violación de la propiedad intelectual, etc.

Es cierto que no pueden regularse todas las situaciones societarias y que ya existen mecanismos previstos para solucionar estas controversias; pero se encuentran recogidos en alguna tesis doctoral para sociedad anónimas normalmente cotizadas pero en raras ocasiones encontramos textos adaptados a las necesidades de las sociedad de reciente o nueva creación que también necesitan tener claro su hoja de ruta societaria de resolución de conflicto. Ni mucho menos encontramos textos jurídicos que hagan diferencias entre un pacto de socios de fundadores y otro de inversores.Es por eso, que  atendiendo al espíritu del proyecto de investigación de Duran y Bas, de premiar a jóvenes abogados para que estudien una materia en relación con su desarrollo profesional, considero que el estudio exhaustivo de esta materia específica y clara puede aportar un radiografía de esta problemática,  siendo de guía para cientos de emprendedores que andan buscando una recopilación de este conocimientos prácticos. Entiendo así pues que la finalidad de este proyecto de investigación que les propongo, busca tratar un tema de auge, novedoso y de gran necesidad de estudio e integración. Tampoco podemos olvidar que la tradición jurídica se levanta sobre la base de evitar problemas y dar soluciones a esto, es por eso que el pacto de socios en sociedades de vertiente tecnológica tiene un papel fundamental de prevención, ayuda y reconducción, no se trata de solucionar sino de prevenir, no se trata de solucionar sino de ser una medida disuasoria que ayude a estas compañías a triunfar.

En conclusión, el modelo de empresa está cambiando y los abogados con ellos debemos adaptarnos, ofrecer soluciones,  estar preparados para ayudar a nuestro tejido emprendedor lleno de talento en busca de crecimiento y expansión. Ser competitivos y dotar a nuestras Startups de las mejores herramientas jurídicas posible serán los que harán a estas estar preparadas para ir a buscar financiación ofreciendo seguridad, rigurosidad y capacidad de cambio y adaptación a las necesidades del exterior.

¿Qué opinas, crees interesante que se dote tiempo y dinero a estudiar este tema?

Anuncios