imagen-sin-titulo

Hace unos días atrás, un emprendedor me preguntaba sobre las “prestaciones accesorias” que a menudo suelen establecerse en el pacto de socios o en los estatutos. Como ya explique en otro post, las prestaciones accesorias constituyen una obligación jurídicamente accesoria a  la principal, esto es, la aportación al capital, y distinta de esa, pues la prestación accesoria como tal no sirve como desembolso de participaciones sociales ni su valor se integra en el capital.

No obstante, en muchas ocasiones se utiliza esta figura para describir correctamente las funciones que ese nuevo socio va a realizar en la compañía, para dar fuerza al mecanismo que se haya previsto para el caso de su incumplimiento, para delimitar su cláusula de exclusividad y no competencia, etc.

Pero, ¿qué sucede si este socio desea vender las participaciones? ¿Estará sujeta a la prestación accesoria? El sentido común nos diría que NO! Que al ser una prestación que va ligada a la principal se extingue una vez desaparezca esta. Efectivamente, así es, pero debemos saber lo más importante; la trasmisión voluntaria por actos inter vivos de cualquier participación perteneciente a un socio personalmente obligado a realizar prestaciones accesorias, se halla sujeta  a la autorización de la sociedad, para poder producir a la trasmisión. (Artículo 88 de LSC).

Esto quiere decir, que aunque no hayamos previsto ninguna figura para la trasmisión de participaciones en el pacto de socios o en los estatutos, en caso de vació en este lugar, a parte del derecho de adquisición preferente, observamos que la ley de sociedades de capital obstaculiza la libre trasmisión de la participaciones a aquellos socios que tiene una prestación accesoria con la sociedad, atándolos a la autorización de la sociedad para poder trasmitir sus participaciones.

Pero por otro lado, ante el carácter imperativo de dicho precepto y de excesivo rigor la ley de sociedades de capital concede un plazo de 2 meses a la sociedad  para contestar a la solicitud de trasmisión, si durante este período no se manifiesta, se considerará que ha sido autorizada.

Pero ¿Puede vender todas las participaciones menos una sola? Efectivamente puede vender todas las participaciones menos una sola siempre que se comprometa a seguir ejerciendo la prestación accesoria.

Y en el caso que encuentre otro nuevo-socio que adquiera las participaciones y se comprometa a las prestación accesoria ¿puede llevarse a cabo?. En este caso tendrá que haber dos autorizaciones la venta y la adjudicación de la prestación.

Ya por último citar que pasa en el caso que un socio  no cumple las prestaciones que ha dicho que cumpliría, siempre aconsejamos que se prevea esta situación en el pacto de socios pues de la lectura del artículo 89 de ley de sociedades de capital nos indica que la condición de socio no se perderá por falta de realización de las prestaciones por causas involuntarias, y ¿qué pasa con las voluntarias?  Habrá que estudiar ese escenario y tenerlo previsto pues sino entraríamos en una situación complicado de prueba.

Es por eso que acostumbro a explicar a los emprendedores que es bueno por un lado fijar la prestación pero por otro debemos también tener previsto estos escenarios.

Anuncios