Aún la complejidad del ley, con este post intento hacer un resumen breve para poder explicar claro, aunque todavía queda muchos flecos por aclarar de las principales modificaciones que la Ley de Emprendedores ha hecho en el ámbito concursal esto son para mí, los dos principales puntos que ha modificado la ley de emprendedores en el ámbito concursal.

ID-10023493

Fijación de un nuevo sistema de resolución de situaciones de insolvencia en el marco de la Ley concursal, el denominado “acuerdo extrajudicial de pagos”.

La Ley dota al emprendedor, principalmente autónomos y determinadas personas jurídicas, de un nuevo sistema de resolución de situaciones de insolvencia en el marco concursal; se trata de la posibilidad de poder acudir a un mediador concursal, quien, a través de mecanismos más simplificados de resolución de insolvencia, principalmente la negociación de un plan de pagos o un eventual acuerdo de cesión de bienes para proceder a la cancelación de las deudas, agilizará este trámite.

Se trata de un nuevo procedimiento de negociación extrajudicial de deudas que permite al empresario insolvente, acudir al registrador mercantil o a un notario para el nombramiento de un mediador concursal que intentará llegar a un acuerdo con los acreedores, como paso alternativo a la petición de la declaración de concurso; o previo al mismo, en el caso que no llegue a ningún acuerdo o que el deudor incumpla el plan pactado.

Esta posibilidad, sin embargo, no será de aplicación cuando se cumpla los siguientes requisitos:

–          Persona física o jurídica cuyo concurso ya se haya admitido a trámite.

–          Aquellas sociedades cuyo pasivo sea superior a 5 millones de euros

–          Aquellas que hayan incumplido sus obligaciones de llevanza de contabilidad o presentación de cuentas anuales.

–          O aquellas sociedades que hayan sido condenadas por determinados tipos delictivos.

Esta nueva figura, en definitiva, amplía el abanico de soluciones para los emprendedores, tanto autónomos o pymes, que se encuentran en una situación de insolvencia que no tiene una especial complejidad, y obtiene una manera de solucionar el problema más rápida, evitando el procedimiento concursal y, por tanto, más económica, fomentado así la capacidad de reemprender.

Remisión de las deudas insatisfechas del deudor persona natural por liquidación de la masa activa,  con conclusión del concurso.

La Ley de Emprendedores introduce una importante modificación que afecta a las personas físicas deudoras. Hasta ahora no había solución para las personas físicas deudoras insolventes, puesto que, a diferencia de las sociedades insolventes, que se disuelven y extinguen cuando el patrimonio no alcanza a satisfacer todas las deudas, las personas físicas deudoras  permanecen.

La Ley de Emprendedores modifica la Ley Concursal introduciendo el concepto de remisión de deudas insatisfechas, por el cual, siempre que:

–          el concurso no hubiera sido declarado culpable ni condenado por un delito singularmente relacionado con el concurso

–          se hayan sido satisfechos en su integridad los créditos contra la masa, y los créditos concursales privilegiados (hipotecas, salarios,…) y

–          se satisfagan, al menos, el 25 por ciento del importe de los créditos concursales,

el juez declarará la remisión de las restantes deudas con la conclusión del concurso.

Si el deudor hubiere intentado sin éxito el acuerdo extrajudicial de pagos (que por ahora está sólo previsto para empresarios), podrá obtener la remisión de todos los créditos restantes, si hubieran sido satisfechos los créditos contra la masa y todos los créditos concursales privilegiados.(*)

(*) Este post ha sido escrito con colaboración de Juan Nuñez, socio-director del bufete BD abogados de Barcelona.

¿Creéis que es útil para el emprendedor estos mecanismos?

Anuncios