La Ley de emprendedores tal y como vimos en el post anterior ha introducido nuevas figuras mercantiles dentro del ordenamiento jurídico. Se trata del Emprendedor de Responsabilidad Limitada (ERL) y Las Sociedades Limitadas de Formación Sucesiva (SLFS)

Imagen

Introducción de la figura del Emprendedor de Responsabilidad Limitada

La Ley introduce la figura del emprendedor de responsabilidad limitada (ERL), gracias a la cual las personas físicas, independientemente de cual sea su actividad empresarial o profesional, una vez declarada esta condición, podrán limitar su responsabilidad por deudas que surjan como causa-efecto de su actividad. De este modo, podrán evitar que la responsabilidad derivada de sus deudas empresariales no afecte a su vivienda habitual. Se trata así pues, de una excepción al régimen de responsabilidad que prevé el artículo 1.911 del Código Civil y el artículo 6 del Código de Comercio.

En este sentido, para poder beneficiarse de esta excepción deben cumplirse los siguientes requisitos:

–          Que la vivienda habitual tenga un valor inferior a 300.000 euros, o a 450.000 euros en ciudades de más de un millón de habitantes,

–          Que se trate de un Emprendedor autónomo,

–          Que se haya identificado como ERLS y que cómo tal esté inscrito en el Registro Mercantil y el Registro de la Propiedad.

 Sin embargo, perderá el beneficio de la limitación de responsabilidad si no presenta las cuentas anuales en plazo, pero lo recuperará en el momento de la presentación y no podrá beneficiarse de este límite en las deudas contraídas anteriormente a la declaración de ERL.

 Posibilidad de constitución de empresas de sociedad limitada mediante constitución sucesiva (SLFS)

 En atención al “animus” de la Ley de apoyar y fomentar el emprendimiento, agiliza los trámites y requisitos a la hora de constituir sociedades mercantiles de responsabilidad limitada, como ya venía haciendo desde finales del 2010 cuando se aprobó el Real Decreto-Ley 13/2010, con un conjunto de medidas orientadas a impulsar la competitividad empresarial (Titulo 1 Medidas de impulso a la competitividad empresarial). En concreto en su artículo 5 (Medidas para agilizar y simplificar la constitución de sociedades mercantiles de capital) se preveía la creación de sociedades de forma telemática, la reducción de aranceles y la excepción de exención del pago del ITP/AJD en la constitución de sociedades; al hilo de ello, se introduce este nuevo subtipo de sociedad de responsabilidad limitada, la cual no precisa de un capital mínimo a la hora de su constitución, dando la posibilidad de aportar el capital necesario para constituir una nueva sociedad (el mínimo son 3.000 euros) de forma sucesiva, de esta manera, esta medida facilita de forma significativa la constitución de sociedades para emprendedores que no disponen de recursos para hacer la aportación mínima desde el primer momento. No obstante, aunque su régimen es idéntico al de las sociedades de responsabilidad limitada, en atención de garantizar una adecuada protección a terceros, se prevé que las SLFS quedan sometidas a los siguientes límites u obligaciones, que tienen como objetivo, en primer lugar, aportar mayor seguridad jurídica a terceros pero también reforzar los recursos propios que ayuden a la sociedad a crecer a través de la autofinanciación:

–          Se verá obligada la sociedad a dotar la reserva legal con un 20% del beneficio.

–          Se prohíbe la distribución de dividendos, hasta que el capital social neto alcance el capital mínimo de 3.000 euros.

–          Se limita de forma expresa la retribución anual de los socios y administradores  al 20% del beneficio del patrimonio neto.

–          Se prevé que, en caso de liquidación, los socios y administradores de la sociedad responderán solidariamente del desembolso del capital mínimo requerido para la sociedad limitada (3.000 euros), si el patrimonio fuera insuficiente para atender el pago de las obligaciones, ya que no será necesario acreditar la realidad de las aportaciones dinerarias de los socios en la constitución de la sociedad, o de su sucesivas ampliación hasta alcanzar dicho capital mínimo.

¿Qué te parece la creación de ambas figuras?

Anuncios