No deja de sorprenderme la noticia que La Dirección General de Tributos en su consulta vinculante V1223-13 del pasado 11 de abril, aclara la situación del condenado en costas en cuanto a su no sujeción por IVA ni  IRPF, concretando que el obligado tributario es el destinatario de los servicios.
En el supuesto en que la parte perdedora de un proceso es condenada en costas, la
interpretación de la tributación del pago que venían haciendo los distintos actores en el
proceso ha sido muy variada.

La Dirección General de Tributos en la consulta enunciada, ha salido al paso de esta
cuestión, y en su resolución, confirma que la condena de costas en un proceso judicial se
equipara a una indemnización en favor de la parte ganadora en el proceso, por lo que:
• En cuanto al IVA, y en tanto que las indemnizaciones son operaciones no sujetas este
impuesto no procede repercusión por el mismo por parte de la parte ganadora del pleito
a la perdedora.
• Respecto al IRPF, la parte perdedora de la condena de costas no debe retener a la parte
ganadora, por cuanto no está satisfaciendo rendimientos profesionales sino una
indemnización.

En todo caso, se deberá valorar en cada caso cuál es el objeto de facturación para la
correcta repercusión o no del impuesto.

Anuncios